16/10/07

El lunes y la muerte

En el día más extraño, la muerte y la vida se pasearon por mi casa,
y yo no las había invitado.
Se instalaron cual doña Filomena y señora Juana, y tuvieron una discusión.
Me usaron en su juego, y caí en la trampa.
La vida se sacó la máscara y descubrí que se trataba de la misma muerte.
Su doble presencia me quitó el color y el aliento.
Su aroma invadió toda mi casa, y el lunes se hizo eterno.

En el lunes más extraño, la muerte apareció por mi casa.