29/2/08

Maldad y Belleza

Hablar irónicamente es un defecto virtuoso, refinado, pero defecto al fin y al cabo.
Qué lástima, darse cuenta.