15/3/08

Soneto para un loco descordado

Escapa de mi burla empedernida
Patético lector, transfigurando
Tu rostro inocentón, tu juicio blando,
En tinte rubicunda y desabrida.

Yo tenso mi arco y mueca presumida
Dispárase a tu espectro, desnudando
Los lúdicos ropajes, demudando
El blanco más pedante en mi comida.

Mas presta oídos, tú, mi confidente,
A aquel ignoto y pálido gemido
Que de mi cuerda, temblorosamente,

Renace con dilema tan sentido
Que sin querer empaña todo lente
Usado en dar lectura a mi sonido.

Escrito por C.G.S.