19/4/10

Statu quo

Pasaría toda una vida sentado bajo un árbol,
uniendo pequeños pedazos que fácilmente encontraría.

Trataría de juntarlos para que nunca más se rompieran
usando palabras que por primera vez pronunciaría,
palabras que el árbol esperó desde semilla
que se dijeran.

Y cuando no haya más pedazos esparcidos,
y no quede pegamento de verbos y sustantivos,
me uniría al canto continuo del árbol
y desaparecería nota a nota hasta ser solo una melodía
que nadie nunca más entonaría.